Monitoreo

El monitoreo es un proceso fundamental en la gestión del ciclo de proyectos sociales para las entidades humanitarias, las agencias de cooperación internacional e instituciones gubernamentales. Su importancia metodológica es creciente por su indiscutible capacidad de mejorar la producción y gestión de información, así como la toma de decisiones.

En nuestro eficiente sistema de monitoreo aplicamos técnicas de recolección de datos acordes a los contextos humanitarios y su oportuna sistematización, imprescindibles para medir el logro de resultados y generar investigación y producción de conocimientos. Recolectamos, analizamos y utilizamos información para hacer seguimiento al progreso de un proyecto en pos de la consecución de los objetivos, y para guiar las decisiones de gestión. Generalmente lo dirigimos a procesos en lo que respecta a cómo, cuándo y dónde tienen lugar las actividades, quién las ejecuta y a cuántas personas o entidades beneficia.

La información obtenida de los monitoreos ayuda a las entidades, agencias e instituciones, no sólo a la toma de decisiones y a generar cambios oportunos en la gestión de los proyectos, sino también a observar la directa comunicación existente entre los impactos y la generación de transformaciones motivadas por el proyecto.

Algunas cuestiones generales que son respondidas con nuestros monitoreos son:

– ¿Las actividades propuestas se están llevando a cabo en la forma que se plantearon? ¿Por qué/ por qué no?

– ¿Qué servicios se ofrecen, a quienes, cuándo, con qué frecuencia, por cuánto tiempo, en qué contexto?

– ¿Los servicios son asequibles? ¿La calidad es adecuada? ¿Se llega a la población meta?

– ¿Ha habido alguna consecuencia imprevista como resultado de las actividades?

– Las actividades conducen a los resultados esperados?

– ¿Las intervenciones o los supuestos necesitan ser modificados?